¿Cercado eléctrico o de alambre de púas? Te ayudamos a tomar la mejor decisión

¿Cercado eléctrico o de alambre de púas? Te ayudamos a tomar la mejor decisión

El balance costo-beneficio para las fincas y el negocio pecuario ha evolucionado gracias a la implementación del cercado eléctrico, una herramienta que aporta a la economía, mantenimiento, ahorro y, por supuesto, a la seguridad de los animales.

En la actualidad, quienes se dedican a la ganadería o al campo deben tener en cuenta las ventajas de la cerca eléctrica frente al cercado tradicional. Te contamos algunas de los beneficios de elegir una cerca eléctrica.

Reducción de costos:

Las cercas eléctricas permiten desarrollar de manera práctica los sistemas de pastoreo rotacional, facilitando la división de los potreros o terrenos, mientras que las cercas de alambres de púas lo hacen costoso y poco práctico.

El costo de instalación de una cerca eléctrica es menor en comparación con la de alambre de púas, se estima que el ahorro puede ser hasta de un 80 por ciento, esto debido a que se requieren menos cables y postes de soporte, sumado a que el mantenimiento y limpieza de la cerca eléctrica es más sencillo.

Facilidad en su instalación:

Las cercas eléctricas son mucho más prácticas en su instalación, comparadas con las cercas tradicionales como la de alambre de púas.

Su transporte es fácil y rápido, debido a que sus herramientas son ligeras y sencillas, por su parte, el cercado del alambre de púas demanda mucho más tiempo, puesto que se necesita cavar agujeros para los postes de soporte y su transporte es más complejo por los componentes pesados.

Protección y seguridad para los animales:

Si bien es cierto que la cerca eléctrica da choques de corriente o electricidad a los animales que se acercan a ella, no dejará secuelas y tampoco generará una carga letal más allá de hacer pedagogía para recordarles que deben mantener su distancia; esto ocurre sobre todo con las crías.

Algunos ganaderos aseguran que la cerca eléctrica puede durar varios días sin energía y los animales no se acercan a ella, demostrando que este tipo de cercado funciona como entrenamiento sin causar lesiones o daños fatales, lo que no ocurre con el alambre de púas, puesto que este sí genera daños físicos a los animales, al enredarse y cortarse con ella.

Ahorro:

El mantenimiento de la cerca eléctrica es más sencillo y de menor costo, convirtiéndose en un ahorro en materia de economía, tiempo, insumos y mano de obra, además de alargar la vida útil del cercado.

Otro punto a favor es que permite dar un manejo más adecuado a la cosecha de los pastos dentro de los corrales por medio de la implementación de cercas eléctricas móviles, de modo que los animales puedan disponer de alimento fresco y en la cantidad requerida.

En Agrofácil te ayudamos a elegir la mejor opción, siempre a la medida de tus necesidades y expectativas, con un acompañamiento de cara a la seguridad, ahorro, eficiencia y efectividad. Aquí facilitamos y simplificamos las labores del campo para mejorar la calidad de vida de quienes lo trabajan.

Deja una respuesta


Suscríbete a nuestro boletín